PERIODISTA & DOCENTE : Juan Pablo Aguilar, docente y periodista audiovisual
11 Jul, 2024

“No puedo juzgar a un pez ni a un mono por su habilidad para trepar o nadar, cada alumno es distinto y bueno en algo …” Juan Pablo Aguilar Tapia docente universitario y periodista con más de 20 años de experiencia, quien pasó del mundo del video reportaje a las clases de audiovisuales. Considera que la labor del docente consiste en identificar las potencialidades únicas de cada alumno, reconociendo su diversidad y además que el periodismo complementa la docencia al transmitir conocimiento a través de experiencias vividas en una fecha especial, como es el 11 de julio Día del Docente Universitario.

¿Es diferente la experiencia de trabajar con estudiantes en comparación con el manejo de información periodística?
Sí, he trabajado con estudiantes de primer año quienes tienden a creer todo lo que les dices; aceptan la información como cierta sin cuestionarla. En cambio, los que están por graduarse ya han pasado casi cinco años en la universidad y tienen más conocimientos. No son solo alumnos, son casi colegas. Te cuestionan, te exigen y te motivan a mejorar. Te dicen: » He visto esto de otra manera», o «Sé que esto se hace así», o «En Europa lo hacen de esta forma». Esta interacción te obliga a mantenerte actualizado y a ser más preciso en tus enseñanzas.

¿Qué le ha motivado a dedicarse a la docencia?
Enseñar en la universidad fue una invitación que acepté con entusiasmo, siempre tuve la intención de enseñar. Al salir de la universidad, lo primero que quería era ejercer lo que había estudiado, trabajé en el campo que deseaba: el periodismo televisivo, en América Televisión y Canal N. Con el tiempo, cuando llegas a cierta edad, sientes que has pasado por muchas etapas y tienes esa necesidad de trascender, de enseñar aquello que uno aprende en el campo.

¿Qué cursos dicta?
He dictado cursos que reflejan mi experiencia en producción audiovisual y producción periodística audiovisual, la creación de los géneros periodísticos. Es importante recordar que el periodismo abarca no solo el ámbito audiovisual, sino también el escrito y otras ramas como la radio, cada una con sus particularidades distintas.

En la foto: Juan Pablo Aguilar periodista y catedrático de la UCSM junto a estudiantes de producción audiovisual.

¿Se siente bien con la docencia?
Siento que estoy haciendo las cosas bien, poco a poco me han ido cediendo más horas, más cursos, ya voy en mi tercer año de docente universitario.

¿Cuáles son los desafíos que tiene con los estudiantes al momento de enseñar?
Hay estudiantes con mucho talento para lo audiovisual, y otros que no tanto. Para un docente, el reto es identificar las potencialidades de cada alumno, siempre recomiendo a mis estudiantes que se junten por competencias, no solo por amistad. Por ejemplo, alguien puede ser excelente grabando, pero no tan bueno escribiendo, así que necesita a alguien que complemente sus habilidades. Al trabajar juntos, pueden crear un mejor producto.

Durante la transición de periodista a docente, ¿tuvo alguna dificultad en los primeros días de clases?
Empecé a ser docente durante la pandemia, cuando las clases eran virtuales. Fue complicado, especialmente con mi primer grupo de alumnos, que eran de primer año y recién comenzaban la universidad. No es lo mismo tenerlos en un aula física, donde puedes hacer dinámicas, conversar e interactuar directamente. En un entorno virtual, tuve que encontrar formas de captar su atención y hacer que la clase fluya.

¿Cómo fue la experiencia cuando volvieron a la universidad de forma presencial?
Cuando volvimos a la presencialidad en mi segundo año como docente, la experiencia fue muy diferente. Enseñar frente a frente a los estudiantes fue un cambio significativo. He tenido la suerte de enseñar tanto a estudiantes de primer año como a aquellos que están por graduarse. Con los estudiantes que llegan tarde, a veces los detengo en la puerta y les propongo un juego: si quieren entrar, me cuentan el titular de la noticia del día. Es una manera de introducirlos de forma divertida al mundo del periodismo, sin imponer obligaciones.

En la foto: en plena clase práctica de estudiantes de Comunicación de la UCSM bajo supevisión del docente Juan Pablo Aguilar.

¿Cómo se mantiene actualizado en su campo para ofrecer una educación relevante y actualizada a sus estudiantes?
La universidad nos capacita constantemente con cursos de pregrado y posgrado en docencia, pedagogía y estrategias de aprendizaje. Además, es importante prepararse por cuenta propia. En el ámbito audiovisual, por ejemplo, sigo cursos sobre las últimas tendencias y equipos. Es crucial mantenerse actualizado; no puedes enseñar a los estudiantes ideas del pasado, un periodista nunca deja de ser periodista

¿Cómo equilibra el tema de sus tiempos en ser docente al mismo tiempo que la familia?
A diferencia del periodismo, la docencia no absorbe tanto. Cuando era periodista, mi vida estaba completamente absorbida, podía estar con mi familia un domingo y de repente mi jefe me llamaba: «Pablo, hay un accidente importante en la carretera, ¡tenemos que ir!». La noticia siempre estaba presente y podía interrumpir cualquier momento.
En cambio, la docencia te permite manejar mejor tu tiempo y horarios. Tiene una estructura diferente, aunque también tiene momentos de sacrificio, como los cierres de semestre, cuando debes revisar y calificar trabajos, lo cual también requiere dedicación.

¿Qué habilidades más se integra a ser docente en la universidad?
La primera habilidad que considero necesaria para ser docente es superar el miedo a hablar en público. Al comenzar, es natural sentir cierto temor, pero el periodismo proporciona la base para estar constantemente informado porque cuando estás bien informado, pierdes el miedo a hablar porque conoces el tema.

¿En cuanto a tu familia, tienen interés en el periodismo y la docencia?
Uno de mis hijos empezó a editar videos desde el colegio, inspirado por verme hacerlo en mi computadora. A veces me pregunta, «Papá, ¿te gusta cómo quedó?» o cuando le piden hacer un video para una tarea, le doy consejos sobre cómo hacerlo. Por otro lado, tengo un hijo mayor estudiando ingeniería de sistemas, sin conexión con el periodismo, y los otros dos están en edad escolar sin una inclinación clara hacia el periodismo ni a la docencia, solo el tiempo dirá hacia dónde se inclinarán sus intereses.

Foto de Juan Pablo Aguilar (con chaleco de seguridad y casco) junto a colegas docentes de la UCSM.

¿Y qué le gustaría que recordaran sus alumnos de sus clases?
Los conocimientos de mi experiencia, recientemente, al finalizar el semestre, un alumno se acercó y me agradeció de una manera especial. Al despedirme de ellos, les mencioné que no sabía si enseñaría el próximo semestre, pero que había sido un placer compartir mi experiencia con ellos. Este alumno se levantó y me dijo: «Gracias, profe, por ser diferente». Me quedé intrigado y le pregunté por qué pensaba eso. Su respuesta fue que muchos piensan que los alumnos deben adaptarse a las exigencias del profesor, pero que yo había cambiado esa perspectiva.

¿Ahora que ejerce la docencia, sigue dedicándose al periodismo?
La distribución de tiempos que tengo es distinta, no puedo dedicarle 100% al periodismo porque dedicarse es ser 24/7 periodista, no hay feriados, domingos, descansos, a la hora que sucede la noticia uno tiene que salir.
Estar en el mundo la información es fascinante; como dicen muchos, es una golosina vivir del periodismo. Pero cuando dejas eso, debes reinventarte y buscar nuevas opciones, al dejar el canal, comencé a trabajar en prensa institucional y relaciones públicas. Vi una necesidad en instituciones y personas que requerían consultorías en comunicación, me asocié con un amigo, creamos una empresa y comenzamos a ofrecer nuestros servicios.

¿Y es rentable reinviértanse en una consultoría?
Dejé de trabajar en el canal hace siete años, conozco a amigos que llevan mucho tiempo en esto y viven muy bien. En mi caso, junto con mi colega, estamos en una etapa inicial, haciéndonos conocidos, llevando adelante proyectos y presentando propuestas. La clave es la creatividad, y mi experiencia en el periodismo me ha proporcionado la base para manejar estos proyectos.

¿Está pensando en seguir en la docencia?
Tengo poco tiempo enseñando, pero me encantaría seguir haciéndolo durante mucho más tiempo. Espero que la universidad me permita ese privilegio de envejecer enseñando, porque cada profesional atraviesa diferentes etapas y, después de acumular experiencia y años, lo que importa es trascender. Para mí, dejar una huella significa seguir enseñando.

PERFIL:

Periodista con más de 20 años de experiencia, docente universitario en la Universidad Católica Santa María. Licenciado en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo y Maestría en Ciencias con mención en Gerencia Social y de Recursos Humanos por la Universidad Nacional de San Agustín. Ha trabajado como video reportero en América TV y Canal N, y como Community Manager en el Proyecto Majes Siguas II en 2017. Además, fue responsable de comunicaciones en la Defensoría del Pueblo – Arequipa.

Comunicados

Campañas

¡Atención comunicadores!

Atención comunicadores se viene un seminario organizado en alianza entre el Colegio de Periodistas del Perú – Consejo...

Convenios

Noticias

×