Padre & Periodista/ La doble faceta de Walther Edgardo Gamarra Budiel
12 Jun, 2024

«No me arrepiento de ser padre en absoluto; mi mayor inversión es mi familia.» En entrevista con Walther Gamarra Budiel, padre de una hija y dos hijos, abuelo de dos nietos, periodista y presidente de la Asociación de Periodistas Deportivos Macrosur, exploramos los desafíos y satisfacciones de ser padre y profesional en la sociedad actual. Desde su motivación inicial hasta cómo ha enfrentado los obstáculos, Gamarra comparte su perspectiva sobre cómo la paternidad influyó en su vida profesional y familiar.

¿No se arrepiente de ser padre y al mismo tiempo, de haber elegido la carrera de periodismo?
No, no me arrepiento de ser padre en absoluto disfruto darles educación, verlos crecer y alcanzar sus metas; el triunfo de un hijo es también el triunfo del padre. En segundo lugar, elegiría ser periodista una y otra vez, porque me enseñó mucho e influyó positivamente en mi vida familiar, me encanta el periodismo: escribir, criticar constructivamente y decir las noticias con la verdad.

¿Desde qué año comenzó a ejercer como periodista?
Comencé en 1980, coincidiendo con la promulgación de la Ley del Periodista, la cual se llevó a cabo en el Palacio de Gobierno con la presencia de Fernando Belaúnde Terry, a quien admiro profundamente. Estuve presente en la firma de la ley que estableció la creación del Colegio de Periodistas, desde entonces, ya me desempeñaba como periodista.

¿A qué edad se convirtió en padre por primera vez?
A los 28 años.

¿Cuántos hijos tiene?
Tengo tres, mi hija mayor de 35 años, mi segundo hijo de aproximadamente 30 años, y el menor de 24 años, mi hijo querido.

¿Cómo ha logrado equilibrar su carrera periodística, al mismo tiempo, con la familia?
Desde el principio, mis hijos se han sentido orgullosos de tener un padre que ejerce el periodismo, ellos entienden que es un poder y que, si se maneja correctamente con la verdad, se deja un buen ejemplo. A través de otras personas, a veces recibían mis hijos comentarios como: «Tu padre es fulano de tal, es un buen periodista.»

¿Alguna vez ha renunciado a su trabajo para estar con su familia?
No, siempre he equilibrado ambas responsabilidades y no he tenido dificultades para ejercer el periodismo mientras cumplía con mi rol de padre. Lo he manejado bien, casi siempre.

A lo largo de su carrera, ¿ha observado que sus colegas de trabajo hayan optado por formar una familia y abandonar la profesión?
No, no conozco a ningún periodista que haya tenido que abandonar la profesión por la familia o que haya enfrentado problemas importantes en este aspecto. Considero que, al igual que cualquier otra profesión, el periodismo no se contrapone al grupo familiar, a la unificación, a la formación de ser padre, del hogar o de la familia.

¿Ninguno de sus hijos se dedicó al periodismo?
Ninguno, son diferentes, pero a uno de mis hijos le gusta mucho el deporte, especialmente el fútbol, él me ha acompañado a cubrir algunos eventos, conoció a personalidades del deporte como Bernardo Cuesta y a periodistas como Alberto Ismael Beingolea y el fallecido Peredo. Estas experiencias le han permitido ver de cerca mi profesión y darse cuenta de que es una carrera maravillosa, llena de vivencias únicas.

¿Se considera un padre sobreprotector?
No, he dado a mis hijos suficiente libertad e intervine cuando veía que las cosas no iban bien, fui bastante exigente en su formación. Y a medida que crecen, deben tomar decisiones por sí mismos, mi hija mayor me ha dado dos nietos, quienes son mi adoración.

¿Cómo se siente la transición de convertirse en padre y, con el tiempo, en abuelo?
Ser padre es un don que otorga Dios y conlleva una gran responsabilidad: educar, cuidar, formar y proteger a los hijos, todo ello envuelto en un profundo cariño. Al convertirme en abuelo, ese don que Dios me dio se duplica, y eso es algo maravilloso, quizás con la falta de madurez que tenemos al criar a nuestros hijos, aprendemos de la experiencia y luego queremos volcar ese conocimiento en nuestros nietos. El amor que siento por mis hijos se duplica con mis nietos, es una doble bendición.

¿Qué ha aprendido de sus hijos, y cómo influyen en su perspectiva tanto profesional?
Desde una perspectiva profesional, me considero alguien que ha dejado un legado tanto en el ámbito periodístico como familiar, tengo una excelente relación con mis hijos, quienes a veces se involucran en mi profesión y me brindan consejos sobre el periodismo: ¿Qué se debe modificar, y que no debe cambiar? Este diálogo es importante, especialmente en estos tiempos en los que los medios de comunicación a menudo dictan lo que se debe decir, siempre he sostenido que el periodista debe rendir cuentas a la sociedad, no solo a la empresa para la que trabaja.

¿De qué forma considera que su familia le apoyó en su carrera?
Me apoyaron «entendiendo”, a veces los domingos que es un día familiar, el periodismo te obliga a trabajar, incluso en días festivos, mi familia aprendió a aceptar eso, la comprensión fue crucial para el desarrollo de mi carrera en el periodismo hasta la actualidad.

¿Qué les diría a sus hijos para que puedan equilibrar su vida profesional y familiar?
Primero, debo darles un buen ejemplo con mi comportamiento, deben ver que su padre es un periodista que realiza su trabajo con excelencia. Además, es fundamental darles consejos diarios para que también sean buenos ciudadanos y profesionales.

Walther Gamarra y sus nietos

Perfil:

Comunicados

Campañas

¡Atención comunicadores!

Atención comunicadores se viene un seminario organizado en alianza entre el Colegio de Periodistas del Perú – Consejo...

Convenios

Noticias

×