En medio de las ruinas: El desafío de las mujeres periodistas en Gaza
5 Mar, 2024
Periodistas en gaza

En medio de las ruinas, bajo el estruendo de los bombardeos, encontramos ciudades devastadas por la guerra y en el frente, a mujeres periodistas que continúan informando desde zonas de crisis en todo el mundo. Conflictos como el que se vive en la Franja de Gaza, donde la violencia y la agitación política incrementan el peligro constantemente y la necesidad de informar es crucial.
La cobertura de conflictos como el de Gaza no solo implica un riesgo físico, sino un escenario en donde las periodistas se enfrentan a la discriminación de género arraigada en la sociedad, el estrés emocional y el trauma psicológico.
Así como manifestó la vicepresidenta de Reporteros sin Fronteras, Edith Rodríguez, “Hay una intención de acallar sus voces”. A pesar de los desafíos, estas mujeres continúan arriesgando sus vidas en la búsqueda inquebrantable por informar la verdad y dar voz a las historias que a menudo son silenciadas. Su contribución no solo es valiosa para el periodismo, sino también para la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres que con valentía cubren situaciones de conflicto.
Por ello se evoca el legado de la reconocida periodista estadounidense de guerra, Marie Colvin, quién cubrió numerosos conflictos en todo el mundo, incluido el conflicto en Gaza, donde presenció de primera mano el sufrimiento de los civiles atrapados en medio de la violencia, y perdió la vida mientras informaba sobre los combates desde la ciudad cautiva de Homs, en Siria.
La periodista palestina, Ghada Owais, quien fue testigo de los desafíos que enfrentan los periodistas, especialmente las mujeres, en Gaza. Su trabajo ha sido fundamental para llevar la realidad del conflicto palestino-israelí a la atención mundial, a pesar de las dificultades y los riesgos personales que enfrenta en su trabajo diario.
Por otro lado, Rania Abouzeid, periodista libanesa-australiana, una voz comprometida con la narración de los impactos humanos de los conflictos, especialmente en el Medio Oriente. Su cobertura en Gaza ha arrojado luz sobre las experiencias de los civiles, en particular mujeres y niños, que a menudo son los más afectados por la violencia y el desplazamiento.
Lara Logan, una periodista sudafricana, ella enfrentó riesgos extremos en su búsqueda de la verdad en zonas de conflicto; mientras cubría las protestas en la Plaza Tahrir de El Cairo, fue agredida sexualmente, un incidente que puso de relieve los peligros únicos que enfrentan las mujeres periodistas en entornos hostiles. Estas mujeres valientes representan solo una fracción de las numerosas periodistas que han arriesgado sus vidas para contar las historias de aquellos atrapados en zonas de conflicto. Su legado perdurará como un recordatorio del papel indispensable que desempeñan las mujeres en el periodismo en medio de la guerra y su capacidad para enfrentar desafíos con una valentía inquebrantable.
La past decana del Colegio de Periodistas del Perú, Flor Muñoz Apaza, expone que «El tema de ir a cubrir una información en una zona de crisis es tan difícil para una persona porque no sabes cuándo vas a regresar a tu hogar; entonces sales con muchos ánimos de llevar la información desde donde yo estoy, porque no quiero que me la cuente otra persona que probablemente no está en el lugar y donde yo pueda formarme una opinión totalmente negativa o errada, ¿no? Eso es lo que nos motiva como periodistas a dar cobertura de un conflicto armado. Entonces en esos momentos de guerra que se está viviendo lamentablemente los periodistas somos los que asumimos la peor parte, porque arriesgamos muchas veces nuestras vidas y obviamente no medimos las consecuencias que nos podrían traer más adelante; lo cual ha demostrado en estos últimos tiempos el avance y la presencia de la mujer en estos lugares. Anteriormente solamente veíamos que los corresponsales eran varones y no solamente en las zonas de guerra sino también corresponsales de agencias importantes en nuestro país, nos podemos dar cuenta que ellos siguen siendo varones. ¿Por qué? Porque las personas piensan, que tienen mayor capacidad para poder trasladarse de un lugar a otro, lo cual no es cierto. Nosotras tenemos la misma capacidad como hombres, tenemos los pies y manos, tenemos un cerebro para pensar. Probablemente piensan que el tema familiar sea el que motiva a que la mujer se retraiga un poco, pero no es cierto, porque una mujer puede organizarse realmente con sus familiares para puede manejar ambos temas (familia y trabajo). Ahora en el cuidado de los hijos, no solamente es directamente responsabilidad de la mujer sino también es compartido con el varón. Ahora la mujer y el hombre trabaja. Entonces, pienso que las organizaciones de los Derechos Humanos deberían tener un mayor contacto con las mujeres periodistas que están en estos momentos en las zonas de guerra para que se hagan valer sus derechos, no solamente como mujeres sino como seres humanos, que de alguna manera ellas afrontan estas difíciles situaciones, y pese a eso logran atravesarlas de la mejor manera.»

Comunicados

Campañas

¡Atención comunicadores!

Atención comunicadores se viene un seminario organizado en alianza entre el Colegio de Periodistas del Perú – Consejo...

Convenios

Noticias

×